miércoles, 22 de octubre de 2008

MATERIALES MANIPULABLES Y EDUCACIÓN MATEMÁTICA. Maria Antònia Canals Tolosa


Maria Antònia es la profesora más galardonada de todas las participantes en el Congreso, y durante su ponencia dejó claro por qué, demostrando su buen hacer educativo, y sus ideas en cuanto a la contribución del uso de materiales al proceso de enseñanza-aprendizaje. Según Maria Antònia, la experimentación debe desarrollar la imaginación, ésta a manipulación mental, que relaciona los conceptos conocidos con los que se pretende introducir, llegando así a la construcción del conocimiento.

Algunos de los materiales que nos enseñó, creados casi siempre por ellas a partir de la reutilización de objetos ya usados, fueron:
  • La caja mágica de sumar. Creada a partir de una pequeñita caja de bombones, con una pestaña abatible que divide el interior en dos partes, estando la más externa de ambas, dividida en dos, a su vez, por una pestaña fija. Se pretende que los alumnos reflexionen sobre el proceso de sumar antes de ver físicamente el resultado. En cualquier caso, los alumnos deben hacer operaciones visuales antes de hacerlas por escrito.
  • Tira para ordenar materiales. En lugar de ordenar el 1, el 2, el 3... se ordenan tarjetas con 1 objeto, dos, tres... Se les da el primero y el último colocados, y luego alguno intermedio para que lo vayan colocando, primero por orden, y luego desordenadamente.
  • El juego de clasificar las camisas. Se tienen camisas de varios colores, con manga larga y corta, sin botones o con uno, dos o tres botones. Se les da cuatro alambres para que cuelguen las camisas con algún criterio determinado, luego se les da tres alambres, luego dos.
  • Para aprender fracciones los alumnos deben cortar papeles. Después, pueden trabajar con discos de cartulina, que representen las distintas fracciones. Así, se puede trabajar el concepto de fracción equivalente. Además, si se cogen piedras, se puede trabajar el concepto de fracción como operador, por ejemplo: la tecera parte de 12, las dos terceras partes de 12, el número cuya quinta parte es 12 (este último ejemplo se puede completar con un libro de espejos ¡Qué bonito!).
  • Los Toblerones son un buen material para que vean un prisma triangular o la sexta parte de un prisma hexagonal.

  • También se puede trabajar con algunos materiales de Proyecto Sur, como el Dominó de Fracciones, o barajas de cartas del tipo "¿Quién tiene?"
Algunas páginas relacionadas con la autora: